Clases de Hipopresivos

El entrenamiento o las clases de Ejercicios Hipopresivos suelen ser más cortas de lo que todo el mundo imagina.

Está técnica requiere la práctica regular, al menos dos veces por semana, de 20 o 30 minutos contínuos.

Es decir, que son clases cortas, que pueden perfectamente combinarse con otra actividad física que la persona desee o necesite realizar.


 

Resultados con 30 minutos de práctica

Las investigaciones y la evidencia práctica nos dicen, que con media hora es suficiente para alcanzar los grandes resultados que esta Técnica promete.

Eso si, son 20 – 30 minutos sin descansos, a un ritmo constante, y muy exigentes en la ejecución técnica.

Para asegurarnos que la técnica sea realmente «hipopresiva» es necesario hacer clases con un profesional que esté capacitado. Que pueda enseñarnos los ejercicios con sus detalles, corregirnos, aumentar la dificultad de los ejercicios, y evaluarnos cada cierto tiempo para saber si conseguimos aquellos resultados que buscamos.

La frecuencia semanal es también muy importante.

Si bien en la primera fase de aprendizaje es suficiente con 2 veces por semana, pasado el primer mes de práctica, es ideal practicarlos a diario. Mientras más veces a la semana los practiquemos, mejor.

Y cómo son sólo 20 minutos, no es misión imposible hacerlo 4 o 5 veces a la semana si en muy pocos meses podremos alcanzar nuestros objetivos.

De hecho, en 3 meses de práctica regular se logran mejoras importantes en: la postura, respiración, tonificación abdominal y perineal, la circulación de retorno, la disminución de dolores de espalda, la flexibilidad, entre otros.

 

Los Ejercicios básicos

Estos son los ejercicios que podemos realizar en nuestro entrenamiento habitual.
Son 11 posturas estáticas que pueden ejecutarse con algunas variantes que las hacen más exigentes o más sencillas, según la persona que esté practicando.

 

poster-posiciones-ideha

 

Cada postura o ejercicio hipopresivo se repite como mínimo 3 veces. Y a continuación, se pasa enseguida a la siguiente postura, sin perder el ritmo respiratorio y la técnica postural.

Todas estas repeticiones, una detrás de otra, forman la secuencia completa de entrenamiento, que según la experiencia y resistencia del alumno podrá durar 20 o 30 minutos en total.

Esta secuencia de ejercicios es la que se realiza tanto en el campo de la terapia y rehabilitación, como en el fitness o como actividad física con fines de salud.

Si bien existen muchísimos ejercicios hipopresivos, estos que comparto hoy con ustedes, son la base de la «pirámide hipopresiva» y son aquellos que primero deben aprenderse.

Más adelante será posible aprender otras posturas, y otros ejercicios que son más complejos e intensos.

Algunos de ellos son ejercicios dinámicos, los cuales precisan el dominio previo de los ejercicios estáticos.

Pero dejamos eso para otro post! a entrenar! son sólo 20 minutos 😉